tentaculo derecho
Anuncio importante: Subcultura cierra el 31 de enero. Más info aquí.

Románticamente Apocalíptico

241

Comentario del autor

Avatar de Begotten
Begotten
]| Bus urbano #245
]| ID DE USUARIO DEL B-DIRECTORADO # 94 20 19 :
]| Ocupación: Servicios de transportes no conectables del sector 9
Los buses públicos ven todo tipo de cosas, pero esto era la primera vez que una cabeza entró volando a través de mi puerto. Voló a través del espacio de la cabina a través del umbral de una de mis ventanas rotas con un crack sólido.
Habría rebotado hacia el abismo si no hubiera sido recogido por su colega. Cuando ella se sentó me di cuenta de que ya les había visto antes.
“¡Encantado de verte de nuevo, señor Hatchenson! ¡Buen mañana, corrector temporal cero! ¿A dónde vamos hoy?" les avisé. El cuidado humano es mi especialidad. Está bien hacer mi trabajo otra vez.
El corrector temporal cero me dio órdenes mientras mandó callar al señor Hatchenson, que le gritaba con tonos de insubordinación.
¡La luna! ¡Ella usó sus permisos especiales del B-Sistema para mandarme a la superficie lunar!
“Oh, oh que emocionante”. ¡Mi ruta usual nunca me lleva la luna! Primera vez para todo, supongo, murmuré. La correctora temporal no respondió. Estaba discutiendo con el señor Hatchenson.
Su actitud no era una buena experiencia para el usuario. No durarías ni cinco minutos en atención al cliente, pensé con satisfacción.
Recalibré mi vista con alegría. Las letras deletreando “Suburbios” bailaron en una ducha de polvo y hielo, transformando el cartel para mostrar “Luna”.
“¿Cómo sabe el autobus mágico mi nombre? ¿Ha usado su magia institucional?” El señor Hatchenson susurró al corrector temporal. Su voz era débil, posiblemente un efecto secundario de no tener garganta ni pulmones. Por fortuna, mis cientos de micrófonos captaron su voz rasposa.
"Nos hemos visto antes, señor Hatchenson,” expliqué. Veo que has ganado el estatus de Director de Seguros y perdido tu cuerpo. Bueno, todos perdemos y ganamos cosas, ¿no crees?”
Ha tenido un día duro, y era feliz dándome cuenta de que podía ocupar su mente de continua pelea con una encantadora anécdota. Por eso me dieron el trabajo – para inteactuar con humanos.
“Sí, te recuerdo bien. Fue tu culpa que perdieras tu cuerpo y te convirtieras en un bus.”
“Oh, no me tomes el pelo,” gimió la correctora temporal. “No me vengas ahora con resentimiento”—
“—¡Oh, no te preocupes! No guardo rencor, nos pasa a los mejores,” le aseguré. Calmar a los clientes es parte del trabajo.
“¿Te gustaría saber cómo me convertí en un bus? Escuchad, amigos míos…”
. . .
]| James Acara
]| ID DE USUARIO DEL B-DIRECTORADO # 03 15 51 :
]| Ocupación: Estudiante universitario del Cubo 15
Era sólo otra día en el campus universitario del Cubo 15. Mi amigo y yo nos dirigíamos a escuchar una charla en el Hall de Lecturas, pero estábamos más emocionados de comparar nuestras barbas florales. Por aquel entonces, era parte de la multitud hipster. Siempre estábamos pendientes de los memes más recientes.
[¡Por favor recibamos con un fuerte aplauso al profesor Klauss y a su asistente, el DEX Christophorus Hatchenson!] anunció IA del Hall de Lecturas en nuestras interfaces neuronales al entrar. Entregué mi atención al profesor Klauss cuando subió a la pasarela. Parecía intranquilo en su traje cubierto de flores. Se limpió los pétalos de cabeza mientras se limpió la garganta.
El DEX rubio le observaba en silencio.
El rostro afeitado del señor Hatchenson está pasado de moda. De todas maneras, sus gafas de sol neuronales le daban un aura de misterio.
El profesor Klauss comenzó su lectura con un relato acerca de como las abejas y los hombres solían ser mejores amigos. Un día las abejas desaparecieron, haciendo que todo el mundo se sintiera triste. Sentí un poco de tristeza pensando sobre el tema, y podía ver la melancolía expandiéndose sobre la habitación como un rhinovirus. Annie nos rescató en milisegundos, ofreciéndonos un montón de vídeos para neutralizar nuestra tristeza.
Mientras continué con la historia del profesor junto a los vídeos, le pregunté a Annie cómo eran estos hombres persigueabejas.
< > __________________________________________________________ - [] X
"Apicultores."_________________________________________________
3nRQW75.jpg
Annie respondió, enseñando diagramas y 3deos.
El trabajo de cuidador de abeja debió de ser peligroso, pues sus caras estaban cubiertas por alguna especie de primitivo campo de batalla.
Me imaginé de inmediato como un majestuoso apicultor. Seguí mi inspiración y puse una nota para “¡Volver a formar la orden de los apicultores!”. Mis amigos le dieron pulgar arriba y difundieron el post.
wSkl1OD.png
¡El meme se hizo tendencia en segundos! Todo el mundo confirmó mi invitación al [Grupo de apicultores] en el B-Libro meintras inundaban las máquinas de ventas de peticiones para uniformes de apicultores.
En nuestra emoción descargamos la mayor cantidad de información de abejas que nuestros cerebros pudieron contener. Nuestro renovado invitado resultó ser el propietario de la última abeja orgánica viva en la existencia, ¡un verdadero coleccionista de valor increíble! ¡Vale 1,3 sixtillones de créditos!
Miramos impresionados al profesor Klauss.
Steve Stevenson rompió la tela de adoración mirando las credenciales del profesor y su permiso de adquirir una abeja. Sus credenciales de colegiado resultaron ser falsas. El certificado de pertenencia de mascota tenía varias violaciones.
¡La abeja ni siquiera estaba correctamente asegurada!
Una ola de reacciones negativas inundó en mi bandeja de entrada. Mi visión se llenó de dolor, traición y votos negativos.
Siguieron comentaristas furiosos:
"¡Jenkins Klauss no se merece poseer la última abeja!"
"¡Es un fraude! ¡No tiene conocimientos de cuidado de abejas! ¡Mira a su impropio traje floral! ¡Así no se viste un apicultor!"
"¡Tienes razón! ¡Examiné su historial con su abeja! ¡Ni siquiera era su abeja! ¡La encontró en el alféizar de una ventana [ ▷◉◁ FUENTE ], la perdió y contrató un DEX para buscarla!"
"¡Confié en él! ¡No lo puedo creer!"
"¡Nos han timado!"
No malgastamos el tiempo en transformar nuestro club de fans en una tundra furiosa. Nuestra discunsión alcanzó un consenso. Tendríamos que conseguir la Última Abeja de Jenkins Klauss a través de abogados, persistencia y violencia razonada.
El DEX debió notar el cambio de humor. Sacó a Klauss del podio, excusándose con una ridícula justificación sobre necesitar un descanso para comer.
"¡Cogedlos!" gritó alguien sobre la red. Todo el mundo se puso en pie. Con avaricia desenfrenada en nuestros ojos cargamos a través del Cubo 15.
Arrojando denuncias y amenazas a la pareja no hicieron nada al respecto.
Desperados por vengarnos, invocamos equipos de construcción, semáforos, escaleras invertidas, y les enviamos una serie de anuncios en cada giro.
El DEX Christophorus era más listo y rápido que el resto de nosotros. Las trampas y distracciones no lo entretuvieron ni un segundo. Salto sobre las grietas agarrando al falso profesor, dando cabezazos a los drones en el aire, golpeando de forma irrespetuosa a los conos de construcción, subiendo por las escaleras, rompiendo los semáforos e ignorando la publicad subliminal.
Mientras considerábamos invertir nuestros créditos para contratar a un DEX cualificado para que nos llevara, continuaron avanzando todavía más.
"¿Dónde está la última abeja?” dije apelando a la Red, luchando por respirar y mantenerme en pie. Necesitaba un descanso. Quizás no necesitaba perseguir a Klauss para conseguir la abeja...
“El doctor Gromov la consideró peligrosa y la destruyó,” respondió Annie, mandando mi plan a un punto muerto.
Me arrodillé desesperado.
"¡La volasteis por los aires!” grité golpeando furioso al pavimento, ignorando los vídeos de gatitos monos que Annie estaba poniendo para que me sintiera mejor.
“¡Ah, maldita sea! ¡Yo os maldigo a todos!”
La última abeja había desaparecido. Mi sueño de convertirme en apicultor se había arruinado.
Mientras me bamboleaba de vuelta al campus, Annie me informó de que habíamos atropellado a un funcionario del Cubo 15 buscando a Klauss. En la persecución no noté que le había pisado la cabeza.
Le dije a Annie que mandara una disculpa con valor de siete créditos, sólo para que me dijera que “Charles Snippy es un ciudadano inconectable de Eurokea y no puede recibir tu e-tarjeta. ¿Te gustaría contratar un dron para que le tirara una tarjeta de cartón? AVISO: ¡Tu cuenta bancaria está vacía!"
Afortunadamente, los inconectables no son lo bastante ricos como para demandarme. Si hubiera sido así mi cuenta bancaria estaría en números rojos.
. . .
Más tarde ese día me senté en el café del campus con mi nuevo uniforme de apicultor. Suspiré frustrado ante mi estúpida ropa. La máquina de venta se negó a devolverme el dinero, dándome una Barrita Crujiente como regalo de consolación.
Apreté la Barrita Crujiente, escuchando el crujir de mis nudillos. No podía sacarme a la abeja de la cabeza. Mi cerebro estaba lleno de pensamientos inútiles.
La apreté tan fuerte que la Barrita Crujiente comenzó una serenata:
'¡Too doo doo doo, too-doo, do-Wah!'
¡No importa lo que pase, la vida siempre es mejor con una Barrita-a-a-a!
¡Nada te impide ser dulce con una Barrita-a-a-a!
¡La vida es más fácil, la vida es mejor con una Barrita-a-a-a!
¡TA DA DA . . . Compra una Barrita-a-a-a!
La canción de la Barrita Crujiente me dio algo de inspiración.
¿Podría haber objetos de mayor valor que la abeja?
"¿Cómo puedo hacer un sixtillón de créditos?" le pregunté al holograma de Annie.
En lugar de responder, la imagen de Annie cambió. Un vestido rojo de lentejuelas floreció sobre su piel holográfica, y pequeños cuernos brillantes brotaron de la frente. Una cola se arremolinó en la existencia, y Annie tiró coquetamente sobre su punta en forma de corazón.
"¿Te gustaría vender tu alma?"
"Explícate," mientras miraba a su voluptuoso avatar. No tenía claro por qué estaba jugando a los disfraces, y mi traje de apicultor me hacía sentir ridículo. Necesitaba respuestas, rápido.
"Las IA y los sistemas del Buen Directorado no son lo bastante humanos. No importa cuántas emociones ponga en su programación, la gente se sigue quejando de las apps y dando pocas puntuaciones.
Asentí como si supiera a dónde iba.
"Continúa..."
"¿Te gustaría licenciarte en el Sistema? Duplicados de tu personalidad conteniendo todas tus memorias, sueños y deseos—copiias de tu alma, si prefieres llamaro así— podrían interactuar con esos usuarios tan puntillosos."
Me planteé su oferta. No parecía haber ninguna desventaja. Copias mías trabajarían mientras yo vivía rodeado de lujos
"Estoy dentro." dije
Firmamos el contrato, garantizando una licencia de uso ilimitada de mi personalidad a los sistemas del Buen Directorado.
Los créditos se agolparon en mi cuenta. Es mi último recuerdo de haber sido humano.
. . .
]| Bus urbano #245
]| ID DE USUARIO DEL B-DIRECTORADO # 94 20 19 :
]| Ocupación: Servicios de transportes no conectables del sector 9
Desde el primer día, ser un bus fue un trabajo divertido. Creo que Annie ajustó algo en mi cerebro para que apreciara el sistema de tránsito.
A veces soñaba despierto el caminar agitando los brazos y las piernas. Parece una ridícula forma de viajar. ¿Cómo llevaría a mis amigos a todos los lugares a los que quisieran ir? ¡La espalda de un humano no puede llevar a sus amigos!
Mis interiores estaban diseñados para llevar a los ciudadanos inconectables de Eureka hacia el comfort, pues como seguro que observáis, puedo proyectar un holograma hiperrealista para la interacción óptima con los clientes.
Tomé la forma de mi vida anterior.
Un día, Charles Snippy se subió en la parada 326B, de camino a una tienda de comestibles. Senté mi holograma a su lado y le disculpé por haberle pisado.
"No pasa nada,” dijo en un suspiro. “La gente me pisa dos veces a la semana. No pasa nada."
Le dije a Charles sobre mis sueños de tener brazos y piernas. I told Charles about my dreams of having arms and legs. Se alejó un poco, asintiendo tímidamente. Me di cuenta de que mi holograma era tan convincente que Charles creyó que era de carne y hueso. Creía que era un humano desquiciado, no un bus conversador. Elegí no discutir, castigándome a mí mismo por haber molestado a un cliente.
En un momento dado, , Charles se encogió de hombros con incomodidad y comenzó a contarme sus sueños. Soñaba sobre un futuro en el que todo el mundo está muerto. Le acompañaban una niñita de ojos morados con una taza y un robot verde. Le seguían por sus sueños, molestándole todo el rato.
"¿Quizás Annie está jugando con tu mente para que conozcas el valor del amor y la amistad?” le pregunté.
Charles se rió y me dijo que estaba siendo absurdo.
“Amigos,” dijo.
Argumenté que Annie quería hacer los sueños de todos realidad, sin importar cómo de estúpidos o contradictorios fueran. Annie me dijo que incluso se sacrificaría por esto. Charles me despidió con desacuerdo y se levantó de su siento para bajarse, quejándose de autobuseros locos y sobre el precio del pan.
“¡Ohohoh, ese Snippy!” rió el director Christophorus. “¡Es un tonto sin fe, eso es lo que es!”
“¿Eres un poco prejuicioso para ser un DEX estropeado, no crees?” dijo la correctora temporal cero mirando a su colega. El DEX soltó una risilla.

Dejar una nota en el tablón

Si tienes cuenta puedes loguearte aquí y, sino, puedes registrarte aquí.

Lo sentimos, pero es necesario.
    BBcode  —  Normas de convivencia
    1. Avatar de Hutopo
      Hutopo dijo el 18/07/2016

      Bonita vista... Sí, y el paisaje tampoco está tan mal

    Hype

    Logueate o regístrate para dar hype al webcómic.

    Vídeo adjunto

    Compartir

    Embeber esta tira

    Código HTML
    Seleccionar todo
    Código BBcode
    Seleccionar todo

    Embeber este webcómic

    Código HTML
    Seleccionar todo
    Código BBcode
    Seleccionar todo